Mensaje del Presidente de RI Holger Knaack: DICIEMBRE 202O

Al hacer un balance del año 2020, reflexiono sobre cómo han cambiado nuestras vidas. Para muchos de nosotros, la pandemia mundial de COVID-19 trajo dolor y pérdida. Y para casi todos, nuestra vida diaria, el tiempo en familia y el trabajo también cambiaron este año. Pero hemos llegado al final de este difícil año, no por cuenta propia, sino acercándonos entre nosotros, como siempre lo hacemos en Rotary. Con cada año que pasa, me siento más orgulloso de nuestra organización.

Elegiré recordar el 2020 como un año de gran cambio y de fortaleza para nosotros; Rotary no se detuvo, a pesar de la pandemia. Eliminamos obstáculos, encontramos nuevas formas de conectar y adoptamos nuevos enfoques para el servicio tales como proyectos en línea y actividades virtuales para la captación de fondos. He invitado a dos rotarios a compartir sus historias sobre cómo Rotary se fortaleció este año.

Cuando la pandemia cerró todo, nuestro nuevo ciberclub ya estaba proporcionando un servicio digital, incluso a nivel internacional. Catorce mujeres estadounidenses y yo, socias de múltiples clubes rotarios, utilizábamos WhatsApp para proporcionar mentoría a mujeres empresarias en regiones rurales de Costa Rica, ayudándolas a hacer crecer su negocio de ecoturismo, RETUS Tours [artículo de portada de la revista de mayo, «Nature & Nurture»]. El proyecto ha crecido, con 30 rotarios que ahora proporcionan consultoría y ayuda con el sitio web y las redes sociales de RETUS.

Lo más importante es que continuamos construyendo relaciones y empoderando a estas mujeres para que transformen sus propias vidas, y lo estamos haciendo en línea. Incluso he ayudado a una de las mujeres, Rosa, a preparar una presentación en inglés para una conferencia internacional en línea. Aunque nuestro compromiso con las mujeres costarricenses todavía requiere alguna actividad práctica, los impactos más transformadores no han tenido que ocurrir en persona. – Liza Larson, Ciberclub Engage y Club Rotario de Plano East, Texas.

Yo era el presidente de mi club cuando surgió la COVID-19 y muchos de los socios no tenían Zoom. Solo 10 de nuestros 53 socios participaron en la primera reunión que llevamos a cabo mediante Zoom durante la pandemia. Pensé que conseguir oradores invitados de distintas partes del mundo ayudaría a involucrar a nuestros socios. Muchos líderes rotarios, un becario de Rotary pro Paz, e incluso el presidente de RI Holger Knaack nos visitaron virtualmente y se dirigieron a nuestros socios. La asistencia a las reuniones mejoró y redujimos los costos de funcionamiento al eliminar las comidas.

Algunos socios que trabajan fuera de nuestra ciudad y que se habían perdido nuestras reuniones, volvieron a participar en ellas. La inscripción de nuestras reuniones en línea en M i Rotary mejoró la conexión con clubes de todo el mundo, y la reunión conjunta en la que participó Holger atrajo a más de 300 visitantes. 

También recaudamos más fondos ya que los socios y los visitantes contribuyeron a nuestros proyectos. Para continuar siendo flexibles para todos, ahora ofrecemos reuniones híbridas. Para mí, 2020 ha sido el mejor año en Rotary, ya que he hecho muchos nuevos amigos. Blessing Michael, Club Rotario de Port Harcourt North (Nigeria).

Estas historias deberían darnos a todos razones para ser optimistas sobre Rotary en el año que viene. No solo estamos sobreviviendo, sino que estamos fortaleciéndonos. Estamos descubriendo lo resiliente que es nuestra organización.

Estamos viendo por nosotros mismos cómo Rotary abre oportunidades, incluso durante una pandemia, para crecer, conectar e involucrar a nuestros socios y las comunidades a las que servimos.

Desde nuestro hogar en Ratzeburg, Susanne y yo queremos enviarles a ustedes y a sus familias nuestros mejor es deseos. Esperamos con ansias ver las cosas buenas que nos traerá el 2021.

Holger Knaack
Presidente de RI 2020-2021