Mensaje del Presidente del Consejo de Fiduciarios: Marzo 2021

Hace un año, la Organización Mundial de la Salud declaró la COVID-19 como una pandemia. Mientras escribo estas palabras, el coronavirus sigue causando estragos: se lleva vidas, ahoga las economías y cambia nuestras sociedades de múltiples maneras. El virus ha afectado de forma desproporcionada a los pobres y ha agravado las desigualdades.  

Aunque algunos países han controlado mejor que otros esta enfermedad mortal, el rápido desarrollo de las vacunas nos está acercando al final de esta extraña nueva realidad de aislamiento social.

Este oscuro capítulo de nuestra historia es también una oportunidad para Rotary, porque nos recuerda el impacto que podemos tener a través de La Fundación Rotaria si nos comprometemos a ayudar a los demás y a estar a la altura de nuestros más altos ideales. Nos recuerda el espíritu verdaderamente internacional que debemos encarnar para recuperarnos de este momento.

Durante la pandemia de COVID-19, hemos sido testigos de ejemplos de compasión y sacrificio, amistad y resiliente buen humor. Esta situación me hizo recordar aquella famosa idea popularizada por John F. Kennedy: «En chino, la palabra crisis se compone de dos caracteres: Uno representa el peligro y el otro la oportunidad».

Trabajando juntos, hemos hecho mucho para adaptarnos a la pandemia de COVID-19, para cuidar de nuestras comunidades y para aprovechar la oportunidad de participar en la que quizá sea la tarea más compleja jamás emprendida en la historia: vacunar a 7000 millones de personas.

Esto no significa que nos desviaremos en modo alguno de nuestro compromiso declarado de erradicar la polio, que seguirá siendo nuestra mayor prioridad y nuestro único programa corporativo.

Por el contrario, mientras continuamos con las labores de vacunación y vigilancia epidemiológica contra la polio, podremos aplicar toda nuestra experiencia en la lucha contra esta enfermedad para contrarrestar la COVID-19. Todos tenemos un papel que desempeñar en la lucha contra el creciente movimiento de resistencia a las vacunas y la desinformación. Nuestra labor de difusión de información en las comunidades será fundamental: necesitamos transmitir el mensaje de que las vacunas salvan vidas. Tenemos que colaborar estrechamente con los gobiernos y apoyarlos en sus campañas de vacunación. Tenemos que sumarnos a los más de 3000 proyectos ya registrados en Rotary Showcase para sensibilizar a la población, suministrar equipos de protección personal y apoyar a los trabajadores sanitarios de primera línea.

Como dijo Aristóteles, los seres humanos son animales sociales, y aunque la COVID-19 nos ha privado cruelmente de nuestro entorno habitual, no nos impide encontrar nuevas maneras para establecer conexiones y ayudar a los demás. Como verán en los próximos meses, los rotarios ya están buscando los medios para canalizar su espíritu humanitario a través de la Fundación, la cual se adapta constantemente para hacer frente a los desafíos del mundo. Todos los rotarios tienen un papel que desempeñar en este empeño, y descubrirás que, independientemente del modo que elijas para ayudar a los demás y generar un cambio duradero, no estás solo.

K.R. Ravindran
Presidente del Consejo de Fiduciarios de La Fundación 2020-21