Rotary tiene un largo historial de impulso a los líderes jóvenes

La labor desarrollada por Rotary con los jóvenes se remonta a los años 20 del siglo pasado cuando muchos clubes participaron en un evento internacional conocido como Semana del Niño.

La primera semana fue organizada por el Club Rotario de New York y otras organizaciones locales y se celebró en la ciudad de Nueva York en mayo de 1920. El propósito del evento era promover la educación, el espíritu ciudadano, la salud e higiene y la formación profesional de los jóvenes.

Los socios del club informaron sobre el éxito de la iniciativa en la Convención de 1920 con la esperanza de que pasara a formar parte del Programa para los Niños que Rotary había establecido algunos años atrás tras la creación del Comité para los Niños. El programa instaba a los clubes a colaborar con otras iniciativas y organizaciones comunitarias en la lucha contra la delincuencia juvenil, el absentismo escolar y la mala salud física, todo ello con el objetivo de desarrollar buenos ciudadanos.

La Semana del Niño pronto se celebró en todo el mundo. A mediados de los años 20, el evento se celebraba en casi 600 ciudades de 25 países. En 1928, se alcanzó el número de 3.000 ciudades participantes.

El público al que se dirigía este evento también creció rápidamente. En 1924, algunas niñas estuvieron presentes en la carroza patrocinada por el Club Rotario de Vicksburg, Mississippi, durante el desfile del Loyalty Day (Día de la lealtad) celebrado conjuntamente con la Semana del Niño.

A finales de la década, Estados Unidos estableció un Comité Nacional para la Semana del Niño en el que participaba Rotary. La organización instaba a los clubes rotarios a participar en los eventos de la Semana de los niños de sus localidades con el objetivo de cumplir las metas del Programa para los Niños.

In 1934 la Semana del NIño pasó a denominarse Semana de la juventud y en 1936, Semana de los niños y niñas. En 1956 la Directiva de RI decidió que la organización dejara de ser patrocinadora oficial de la Semana para concentrar labor en otros programas, si bien siguió instando a los clubes a participar en iniciativas locales para la juventud.

En las siguientes décadas Rotary creó otros programas para los jóvenes como  y el .

En 2010, el Servicio a las Nuevas Generaciones (ahora denominado Servicio a la Juventud) se convirtió en la quinta Avenida de Servicio de Rotary. Esta avenida reconoce el efecto positivo para los niños y jóvenes adultos que participan en actividades de liderazgo, programas de intercambio y proyectos de servicio, tanto en la comunidad como en el exterior, cuyo fin es promover la paz y la comprensión intercultural.

Fuente: Noticias de Rotary