La mejor cosa en la vida es el goce de las amistades. Cuan ridículo sería suponer que la amistad puede ser limitada por fronteras nacionales, las religiones o las afiliaciones políticas; la amistad no es débil ni le falta vitalidad; ella supera tales consideraciones; es algo de lo que nunca puede sobrar; es la fiel doncella de la alegría; ella amplía y endulza la vida

Paul Harris, The Founder